Vía verde de la Campiña

El primer tramo de la Vía verde de la Campiña arranca de la estación de Valchillón (muy cerca de la capital cordobesa) hasta la aldea carloteña de La Fuencubierta, y cubre unos 30 km. La carretera A-3051, que une Córdoba y Guadalcázar, discurre paralela a lo largo de casi todo el trayecto. La Aldea Quinana está situada a tan sólo 15 km de La Fuencubierta y a 23 km de Córdoba.

La Vía verde de la Campiña puede ser recorrida a pie, en bici o incluso a caballo. A lo largo de su recorrido, ofrece unas vistas muy interesantes de la sierra de Córdoba y del monumento más destacado de la zona, el Castillo de Almodóvar.

Diversos accesos señalizados permiten la salida e incorporación en diferentes tramos desde diversas carreteras. Dos áreas de descanso y varios paneles interpretativos se encuentran a disposición de los usuarios.

Los cursos fluviales más importantes de la zona son los del Guadajoz, la Marota y el Guadalmazán. En sus proximidades es posible avistar especies como la garza real, el martín pescador, conejos, liebres y perdices, entre otras.